El equilibrio entre la tecnología y el papel no es cosa fácil

Author: Pablo Cuesta de Diego
Go to Source

EdTech Café

EdTech Cafe
 Standford EdTech (Author)
EdTech Café is a podcast series produced by the educational technology team at Stanford Medicine.

En esta
ocasión me gustaría comenzar mi reflexión con una frase en latín: In medio, sistit virtus. ¿Qué no sabes
lo que significa? ¡¡No, no se te ocurra buscarlo en Google!! ¿Te estás preguntando
qué tiene esta frase que ver con el modelo flipped
classroom (FC)
? Sigue leyendo y en breve te lo cuento…

Vamos a
reflexionar juntos en este artículo sobre la conveniencia de que utilicemos con
nuestros alumnos tabletas, móviles, portátiles… para enseñar y aprender según
el modelo FC. Todo esto me surge porque ayer por la mañana me encontré con un
padre de mi tutoría (3ºESO, 14 años) que me dijo: “Es que eso de haber puesto tabletas en el colegio en
vez de libros de texto es un atraso”;
y me ha hecho pensar en los motivos por los cuales para mí es tan claro que hay
que usar dispositivos móviles en el aprendizaje escolar, y por qué no es esto tan
evidente para todo el mundo…

Comienzo lanzando una pregunta al aire: hoy en día cualquier niño puede tener en su mano un dispositivo electrónico que contiene toda la información del mundo y, además, actualizada.¿No será una buena idea que lo utilice, para aprender, en su día a día en el aula?

Muchos
pensamos (y me incluyo) que los alumnos deberían utilizarlos en la escuela, y
entonces surgen otros que alzan la voz y dicen: pero entonces, ¿ya no se va a escribir nada más en papel?


Muchos
de los profesores y padres con los que hablo de este tema tienen miedo de que en
cuanto sus hijos utilicen los dispositivos electrónicos en el aula ya no se va
a utilizar más el lápiz y el papel en el colegio, pero esto sería como meter
todo en el lavavajillas y no volver a lavar nunca más nada a mano… ¿No es mejor
que convivan tabletas y cuadernos en las aulas? Como si fueran (que lo son) dos
herramientas, ambas muy útiles y necesarias.

¡Claro
que hay que realizar actividades en papel!  Además, hay estudios que
demuestran que es necesaria la conexión ojo-mano para que se desarrollen en los
niños correctamente las conexiones neuronales de su pequeño cerebro. Uno de los
problemas es que creo que mucha gente sigue hoy la ley del “todo o
nada”: o todo en papel o todo en digital; pero en la vida, normalmente, los extremos no nos llevan nunca a buen
puerto.

Cuando hemos
hablado alguna vez este tema en mi colegio, algunos compañeros me dicen: ¿Y qué
pasa, que ahora ya no van a escribir más los niños? Entonces pienso: ¡por
supuesto!, pero lo harán como tú y como yo: para unas (muchas) cosas utilizarán
el ordenador y para otras el papel y el boli…

Yo creo
que no debemos tener miedo a que los alumnos
utilicen dispositivos móviles
, pues éstos van a formar parte de su vida
diaria de adulto sí o sí (igual que los móviles aparecieron en nuestras vidas
y, aunque hay gente que está enganchada ellos, la mayoría de nosotros sabemos
gestionarlos) Desde mi punto de vista, la cuestión no es si los niños y
adolescentes deben o no utilizar un dispositivo en la escuela sino cómo les vamos a enseñar los padres y
los profesores (cada uno en el ámbito que le corresponde) a integrarlo en su vida diaria y de trabajo, para que sea una
herramienta eficaz de aprendizaje y no un aparato para “desconectarse”
del mundo y de las personas que le rodean. 

Y es
que está claro que no es lo mismo introducir el uso tabletas para realizar
tareas escolares con niños de 5 años que con adolescentes de 15 o 16. El número
de horas, las tareas a realizar y la metodología de trabajo no pueden ser las
mismas en Primaria que en Bachillerato. La clave será ser capaces de adaptar el uso de los dispositivos a la
edad, necesidades y etapa evolutiva de cada alumno. Y esto es tarea de los
profesores… pero también de los padres en casa.

Como
decían los romanos: In medio, sistit virtus
(traducción: en el justo medio reside la virtud)

Y ahora te propongo que dejes de leer durante unos minutos y pienses con calma sobre estas cuestiones:

  • ¿Cuál es para
    ti el “justo medio” o el equilibrio respecto al uso de los
    dispositivos electrónicos en el modelo FC? ¿Para qué actividades deberían
    utilizar los niños las tabletas y para cuáles el papel y el boli?
  • ¿Cómo vas a
    organizar el equilibrio para que, tu flipped
    classroom
    , no sea todo digital o todo en papel?
  • Podríamos
    diseñar momentos de utilización de la tecnología (pe. ver vídeos) para el
    momento de estudio individual previo a la sesión de clase, y actividades en
    papel para el tiempo de trabajo dentro del aula.
  • ¿Tiene algún
    peligro o desventaja utilizar solamente herramientas electrónicas en tus clases
    invertidas?
  • ¿Cómo tenemos
    que gestionar nuestro aula para que los alumnos no “pierdan el tiempo” o se
    distraigan “demasiado” al trabajar con los dispositivos electrónicos? (porque esta
    era la gran preocupación del padre del que te hablaba al principio de este artículo…)

La entrada El equilibrio entre la tecnología y el papel no es cosa fácil se publicó primero en The Flipped Classroom.

Read more

El equilibrio entre la tecnología y el papel no es cosa fácil
Scroll to top