El Supremo deja en un limbo a cientos de mandos policiales al invalidar su título de la Rey Juan Carlos

Scroll to top