July 17, 2024

Soy un maestro a la antigua

Author: Domingo Méndez
Go to Source

 Si, lo reconozco, puede que sea un maestro a la antigua, alguna vez (no muchas) me lo han dicho y en contra  de lo que pueda parecer no me molesta, es más, puedo decir que hasta me agrada. Me gusta mirar para atrás, a esos maestros y pedagogos que hicieron de su docencia un ejercicio de innovación, de adaptación al medio y a los tiempos, esos maestros que, con los medios siempre escasos disponibles en su época derrocharon buen hacer, amor por la didáctica y sobre todo por los alumnos.

Soy de los que piensan que en la escuela está casi todo inventado, cuando me hablan de ABP, gamificación, Flipped Classroom…, como algo novedoso, moderno, a mi no me lo parece tanto, si miramos de nuevo hacia atrás y leenos, por citar a unos pocos, a Giner de los Ríos, Decroly, Dewey, etc, vemos que si hacemos el ejercicio de no mirar las fechas de nacimiento y muerte, nos hacen unas propuestas muy novedosas que cualquier centro que las aplicara hoy sería visto como una escuela innovadora y muy moderna porque usaría las TIC como potentes herramientas para desarrollarlas. 

Cada uno tiene sus referentes, su idea de educación, de escuelas, yo en este sentido soy más de Celestin Freinet que es más “moderno” que los anteriores, no obstante murió en 1966 cuando yo tenía 7 años. Tuve noticias de él, (muy poca, la cara de un folio en apuntes  en la escuela de magisterio), y fue  en la magnífica revista “Cuadernos de Pedagogía”  a principios de los años ochenta a través de sus estupendos artículos y reportajes sobre la figura de Freinet. 

A lo largo de mi carrera docente, he intentado de una manera o de otra aplicar sus “famosas” técnicas, la asamblea, el texto libre, intercambios escolares, publicaciones, conferencias de alumnos… y la verdad que que muy encorsetado por la rigidez del curriculum, los horarios, la incomprensión algunas  de las veces tanto de padres como de compañeros, nunca de alumnos… no ha sido tarea fácil pero muy  gratificante porque estás haciendo lo que crees que debes de hacer, lo mejor para los alumnos y para tu escuela aunque como me decía una  buena amiga inspectora, seamos pequeñas islas en un océano pacífico.

A pesar de ser un  antiguo, por fijarme en los viejos maestros, siempre me ha gustado mirar hacia adelante, como hacia Freinet adaptarme a la época y a los alumnos que tengo delante, cuando aparecieron los primeros ordenadores en la escuela, cuando llegó internet, me facilitaron mucho la tarea, tenía todas las herramientas necesarias para desarrollar la técnicas Freinet, pensad por un momento si él hubiera dispuesto en su tiempo de todo este potencial que las TIC nos proporcionan el gran legado de modelos y prácticas docentes que nos hubiera dejado. ¡Sí Freinet levantara la cabeza!.

Corren tiempos de mucho postureo y escaparatismo en algunos  docentes que, provistos de mucha palabrería hueca, buena  prosa y oratoria y supongo que con la mejor de las intenciones, confunden la innovación con un uso de las TIC y herramientas novedosas y poca didáctica. Yo, maestro a la antigua, sigo mirando hacia atrás a la didáctica, a la pedagogía, a la escuela moderna,  y las TIC me empujan hacia adelante sin remedio pero con convencimiento de que es lo mejor para mis alumnos.